Calidad

Uno de los objetivos que Industrial Recense persigue desde su creación en 1953, es ofrecer a sus clientes productos que cumplan los requisitos de calidad solicitados.

Industrial Recense consigue en el año 2.000 la certificación por AENOR en la norma ISO 9000:1994, actualizándola posteriormente en el año 2008 a la ISO 9001:2008.

Esta certificación supone el reconocimiento de unas pautas de trabajo correctas, así como de un compromiso de mejora continua en nuestra actividad y sistema de gestión de la calidad. La certificación de calidad consta de un certificado de empresa registrada por AENOR además del certificado IQNET, que facilita la aceptación a nivel internacional del citado reconocimiento.

Política de calidad

La empresa tiene como principal objetivo la completa satisfacción de sus clientes directos e indirectos a través del cumplimiento, durante el desarrollo de sus actividades, de todos los requisitos establecidos tanto por el cliente como por la reglamentación y normativa vigente.

El Sistema de Calidad implantado en la empresa y recogido en este Manual de Calidad trata de reflejar este espiritu. Se ha realizado conforme a la norma UNE-EN-ISO 9001:2008, siendo su ámbito de aplicación la producción de elementos de fijación fabricados en acero zincado y lacado, acero inoxidable, y materias primas plásticas.

Entre los aspectos más relevantes de nuestra política de calidad destacan los siguientes:

  • La atención rápida y eficaz a nuestros clientes, manteniendo una estrecha colaboración con ellos, asesorándoles técnicamente y cumpliendo todas sus especificaciones a la hora de suministrarles nuestros productos.
  • Escuchar la voz del cliente, lo que nos permite satisfacer en todo momento sus necesidades presentes y futuras.
  • El cumplimiento de la normativa y exigencias del mercado como requisito fundamental en la fabricación de nuestros productos.
  • La rápida y eficaz gestión de las posibles reclamaciones que nuestros clientes puedan hacer, dando una imagen de seriedad y preocupación por sus problemas.
  • La participación de todos los departamentos de la Empresa en el análisis de los problemas existentes, definiendo acciones correctoras y preventivas que nos permitan una mejora continua.
  • La utilización de equipos de fabricación e inspección perfectamente controlados, de cara a prevenir errores en nuestros productos.
  • El control sobre los proveedores, basado no sólo en una medida de la calidad de los productos que nos suministran, sino también en la recogida y consideración de datos acerca de la calidad de servicio que nos prestan para prevenir problemas de fuera de stock y tener capacidad de reacción ante urgencias puntuales.
  • El control de calidad de materias primas y productos terminados, mediante la inspección y ensayo.
  • La realización de auditorias internas para velar por el mantenimiento del Sistema de Calidad y detectar posibilidades de mejora del mismo.
  • La formación, motivación e implicación de todo el personal con el Sistema de Calidad.
  • La aplicación de la filosofía de mejora continua, utilizando la prevención y planificación como herramientas para su consecución (planificar, hacer, verificar y corregir).